Preguntas Frecuentes

¿Si mi hijo tiene menos de un año, qué aprenderá?
¿Qué aprenderá mi hijo si es mayor de un año de edad?
¿Los programas para niños y bebés son seguros?
¿Qué es ISR y qué lo diferencia de otros programas de natación?
¿Las lecciones de ISR son seguras para los bebés y niños?
¿Cómo aprende su bebé a nadar?
¿Por qué deben los padres inscribir a sus hijos en los cursos ISR?
¿Cómo se entrenan los instructores de ISR?
¿Cuánto tiempo los niños retienen las habilidades una vez que sus instructores se las han enseñado?
¿Por qué algunos niños lloran durante la clase?
¿Qué necesita mi hijo para comenzar su entrenamiento ISR?
¿Qué opinan los pediatras sobre ISR?

¿Si mi hijo tiene menos de un año, qué aprenderá?

Los niños entre 6 y 12 meses de edad aprenden a girar y mantener una posición de flote en caso de caer accidentalmente al agua. Enseñarle a su hijo a flotar toma en promedio cinco semanas. Lecciones privadas de 10 minutos se realizan 5 veces a la semana de lunes a viernes. Los niños habilitados con estas técnicas pueden mantenerse a flote con traje de baño o vestimenta normal. Si usted es dueño de una tina, alberca, un barco o simplemente disfruta del agua, ISR Mérida le recomienda enormemente una capacitación ISR en cuanto su hijo comienza a gatear.

¿Qué aprenderá mi hijo si es mayor de un año de edad?

Los niños mayores a un año, aprenden a nadar con su cara dentro del agua y, cuando sienten que necesitan aire, giran sobre su espalda y flotan. Después de descansar y agarrar aire, giran una vez más y continúan la secuencia hasta que llegan de manera segura a un punto de salida en el agua. Los niños también pueden realizar esta secuencia completamente vestidos en una situación de supervivencia. Si un niño no encuentra una forma de salir de la situación, girará sobre su espalda y mantendrá la posición de flote. Esto le da algo de tiempo a los padres en caso de accidente. ¡La misma secuencia es usada con frecuencia para divertirse en la alberca! ¡La confianza y la seguridad de estos pequeños nadadores es realmente asombrosa! Enseñarle a un niño de entre 1 y 6 años de edad estas habilidades toma un promedio de siete semanas. Clases privadas se realizan 5 veces a la semana, de lunes a viernes, máximo 10 minutos diarios.

¿Los programas para niños y bebés son seguros?

¡Sí! No hay otro programa disponible que tenga el número de protocolos de seguridad requeridos por ISR. La salud y el bienestar de sus hijo es monitoreada de manera diaria mientras forman parte del programa. Además, el historial médico y de desarrollo de sus hijos es parte de la documentación requerida al momento de registrarse.

¿Qué es ISR y qué lo diferencia de otros programas de natación?

Infant Swimming Resource®, ISR, es el producto de más de 46 años de investigación en continuo desarrollo en el área de la Instrucción Acuática de Supervivencia para bebés y niños. El objetivo de ISR es que su hijo/a se convierta en “un solucionador de problemas acuáticos”. ISR aumentará notablemente la oportunidad de que su hijo/a sobreviva a un accidente acuático, incluso aún estando completamente vestido. Desarrollado por el psicólogo del comportamiento, PhD. Harvey Barnett, los instructores de ISR priorizan la seguridad y el bienestar de los alumnos en cada lección que se imparte.

¿Las lecciones de ISR son seguras para los bebés y niños?

Sí, absolutamente. ISR mantiene numerosos protocolos de seguridad que hacen que sus lecciones sean muy seguras. Como parte del proceso de inscripción a ISR, los padres deben completar un formulario que contiene el historial médico y de desarrollo de su hijo/a. Junto con eso, la salud de su hijo/a es monitoreada todas las clases mediante una detallada revisión de su hoja BUDS (Bowels – Urine – Diet – Sleep), ficha que contiene información de las actividades diarias del menor. Toda esta información se mantiene en forma estrictamente confidencial.

Además, todos los instructores de ISR se preparan bajo un exhaustivo y riguroso entrenamiento que los prepara en Psicología, Ciencias Conductuales, Anatomía y Fisiología.

Considere lo siguiente:

– En nuestras lecciones ningún niño es arrojado dentro de la piscina.

-Un niño nunca es sumergido por más de 7 segundos.

-Los instructores de ISR monitorean la temperatura y fatiga muscular de su hijo/a, también como el cansancio físico y psicológico.

-Las rutinas diarias fuera de las lecciones de ISR son evaluadas por los datos que ud. provee a su instructor. Ud. recibirá instrucciones de cómo comunicar esta información en la hoja BUDS.

¿Cómo aprende su bebé a nadar?

Los instructores de ISR enseñan a su hijo a nadar respetando las características individuales y experiencias de cada niño. Se les permite explorar el ambiente acuático de forma guiada, y así es como, a través de experiencias sensorio-motoras, los niños adquieren las destrezas acuáticas de supervivencia.

Durante 6 a 8 semanas aproximadamente, con clases diarias de lunes a viernes, los instructores utilizan este tipo de aprendizaje para guiar a cada niño a través de la secuencia de nadar y flotar según su edad.

Es importante destacar que los bebés de entre 6 y 18 meses no aprenden a nadar, entendiendo que NADAR es desplazarse de un lugar a otro dentro del agua. Lo que aprenden en realidad es una serie de movimientos que le permiten moverse de manera independiente en el agua, salir a flote en una situación de emergencia y esperar en esa posición hasta la llegada de un adulto. En cambio, los niños mayores de 18 meses generalmente sí pueden aprender a nadar ya que cuentan con un desarrollo motriz mayor, que les permite desplazarse dentro del agua en una secuencia de nadar-flotar (para tomar aire)- nadar las veces que lo necesiten hasta llegar a un lugar seguro.

¿Por qué deben los padres inscribir a sus hijos en los cursos ISR?

Los padres inscriben a sus hijos porque comprenden la importancia del desarrollo de las habilidades de los pequeños y quieren darles la oportunidad para que las adquieran. Ellos también sienten que es importante enseñar a sus niños cómo deben flotar y respirar para poder encontrar la salida del agua por sí mismos y a estar a salvo. Las investigaciones muestran que hay mejores momentos para aprender ciertas cosas y natación es mejor aprender en edades tempranas. (NewsWeek and Drowning Statistics).

¿Cómo se entrenan los instructores de ISR?

Cada uno de los instructores entrenados ha estado como mínimo 6 semanas en el agua trabajando junto a un Master Instructor y/o Senior Master Instructor, y gradualmente adquiriendo más responsabilidades en cada lección con los niños. Además del tiempo en el agua, las sesiones académicas son conducidas en las áreas de desarrollo del niño y teoría del aprendizaje, ciencias del comportamiento; anatomía, fisiología y física, y la forma cómo todo esto se relaciona tanto con bebés como con niños en el medio acuático. A cada instructor se le exige obtener y mantener la certificación de primeros auxilios y RCP (reanimación cardio-pulmonar). También, cada instructor debe Recertificarse anualmente para mantenerse al día con las actualizaciones de la técnica ISR y así asegurar la calidad de las clases.

¿Cuánto tiempo los niños retienen las habilidades una vez que sus instructores se las han enseñado?

Se ha estudiado que si la habilidad sensorio-motora (similar a aprender a andar en bicicleta) es apropiadamente adquirida en un primer momento, la retención es muy alta. Para estudiantes de ISR, la retención en los niños es de 94 a 100% y para niñas entre 96 a 100 % evaluado después de un año desde la última sesión. Sin embargo, dada la alta curva de crecimiento de los menores de 3 años, es recomendable que se asista a clases de mantenimiento y refresher al final y al comienzo de cada temporada, para así asegurarnos que el niño está adaptando sus habilidades a su nueva estatura y peso corporal.

¿Por qué algunos niños lloran durante la clase?

Es común que los bebés lloren durante los primeros días de clase. Esto regularmente se debe a que es una experiencia nueva y demandante, y a que se encuentran con una persona desconocida dentro de un medio distinto al usual. El llanto no significa que le tenga miedo al agua o al instructor, es sólo que el alumno prefiere estar jugando o en los brazos de mamá que trabajando y ejercitándose. Es por eso que el rol del acompañante del niño es fundamental, y siempre debe transmitirle confianza y seguridad, de manera que le permita al menor adaptarse a esta nueva experiencia. (Esto es similar a los primeros días de sala cuna o jardín infantil, si el niño ve a la mamá angustiada, pensará que estamos frente a una tragedia!.) Todos los instructores están entrenados para identificar los diferentes tipos de llanto, y guiarán al alumno con paciencia y seguridad a través del proceso de aprendizaje. En ningún momento será molesto para el instructor que tu bebé llore, tampoco interfiere con su aprendizaje.

¿Qué necesita mi hijo para comenzar su entrenamiento ISR?

Primero, todo padre interesado en enseñarle habilidades de Auto Rescate a su hijo debe comunicarse con la instructora para coordinar la observación de al menos 1 sesión de clases ISR de otros niños, y así comprender la forma de trabajo y rutina. Luego, se debe completar un registro online que evalúa un equipo de médicos de ISR USA y que nos entrega las directrices para adaptar la clase a las necesidades particulares de tu hijo. Una vez contemos con el resultado de esta evaluación (demora hasta 3 días hábiles en revisarse), podemos comenzar las clases, idealmente un Lunes. Para sus clases tu hijo necesitará diariamente un pañal de nado reciclable de tela que te entregamos en el kit de bienvenida, 3 toallas, y además de la hoja BUDS con el detalle de sus actividades.

¿Qué opinan los pediatras sobre ISR?

En Mayo de 2010, la Academia Americana de Pediatría (AAP) revisó sus políticas sobre prevención de ahogamientos basándose en investigaciones e información actualizadas.

Entre los manifiestos de estas nuevas políticas se encuentran:

  • la nueva definición y clasificación de ahogamiento según la Organización Mundial de la Salud,
  • las heridas provocadas por succión de miembros y cabello enganchado en ductos de drenaje,
  • los peligros de las piscinas inflables y armables,
  • y el beneficio que se obtendría de las lecciones de natación en niños pequeños.

La AAP acaba de cambiar su postura sobre la edad en la cual los niños debieran comenzar con clases de natación, fundamentándose en estudios que indican que éstas pudieran significar una reducción en los riesgos de ahogamiento en niños de 1 a 4 años. El estudio “Association Between Swimming Lessons and Childhood Drowning” publicado en Marzo de 2009, fue el primero en demostrar la relación entre la reducción de los ahogamientos y las habilidades de natación. Éste concluyó que “la participación en lecciones formales de natación está relacionada con una reducción del riesgo de ahogamiento del 88% en niños de 1 a 4 años de edad…”
La AAP también recomienda a los padres considerar que se debe individualizar la edad para comenzar el entrenamiento en habilidades de sobrevivencia acuática, basados en la frecuencia con que el niño está expuesto al agua, su madurez emocional, limitaciones físicas y otros temas de salud relacionados con las piscinas.

*Si necesitas conocer más detalles acerca de las nuevas políticas de la AAP, por favor contáctame por mail y te enviaré los documentos