Nuestros Cursos

¿QUÉ APRENDERÁ TU HIJO?

La técnica de ISR ha estado sometida a investigación y desarrollo durante más de 45 años, para ofrecer un sistema seguro de enseñanza que transmita a los niños las habilidades necesarias para mantenerlos seguros en el agua.

A diferencia de otros programas, las clases de ISR son:

– Personalizadas, uno a uno, con un instructor de ISR certificado.

– Durán máximo 10 minutos diarios, cinco veces a la semana durante 6 a 8 semanas.

– Enfocadas en la salud de su hijo, con evaluaciones continuas y educación para padres.

– Proporcionan a su hijo las competencias y habilidades para estar seguro en el agua.

NIÑOS DE 6 A 12 MESES DE EDAD

Secuencia Girar-Flotar

Debido a que cada niño reacciona diferente, el instructor entrará con su hijo al agua poco a poco ayudando a crear en él un nivel de confianza y comodidad. Una vez establecida, su hijo comenzará a aprender la secuencia de giro sobre su espalda y flotar.

Piense como su bebé aprendió a girar sobre sí mismo hasta darse la vuelta. Los niños de 6 a 12 meses de edad aprenderán a:

– Contener la respiración bajo el agua.

– Girar sobre su espalda.

– Flotar sin ayuda, descansar y respirar hasta ser rescatado.

– Realizar la técnica de auto rescate de ISR, primero en pañal para alberca y después con ropa.

NIÑOS DE 1 A 6 AÑOS DE EDAD

Secuencia Nadar-Flotar-Nadar

Usted ha visto esto antes, su hijo camina al borde de la alberca, listo para saltar, aun si usted no está ahí para atraparlo. Su confianza está por encima de su nivel de habilidad. Como padres e instructores, sabemos que los niños de entre 1 a 6 años tienen el nivel de confianza por encima de sus habilidades. El entrenamiento de ISR aprovecha esta confianza para convertirla en capacidad y habilidad de supervivencia

Los niños mayores de un año aprenderán la siguiente secuencia durante sus clases de Auto Rescate™ de ISR

– Contener la respiración bajo el agua.

– Nadar con su cabeza bajo el agua, con ojos abiertos y boca cerrada.

– Girar sobre su espalda para flotar, descansar y respirar.

– Girar de nuevo para continuar nadando hasta alcanzar la orilla de la alberca y salirse o ser rescatado por un adulto.

– Realizar la técnica de auto rescate acuático, primero en pañal y después con ropa.

– Con las habilidades de Auto-Rescate aprendidas en ISR su hijo será capaz de nadar por sí solo y aprenderá a moverse a su propio ritmo hacia la seguridad, en cualquier medio acuático.